CRONICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA…

Otra vez vinimos a Jardines con la ilusión que nos dejo el partido de Libertadores
con el triunfó en el GPC contra el que a priori era el ganador del grupo E por lejos.
Nacional salto a la cancha con Conde, Angeleri y Garcia , Viña y Sant’anna, Arzura,
Neves, Carballo, Santi Rodriguez, Bergessio y Castro.
Con un claro 4-3-1-2 ya en el minuto 1, tuvimos una chance en los pies de
Bergessio que cruzo de palo a palo y no entro por muy poco.
Ahí veíamos una defensa de Danubio que cuando se lo atacaba por el medio era
muy endeble y nos hacia entusiasmar de un resultado positivo.
Luego al min 10 aprox otra del Chori Castro que cruza toda el área, Santi Rodriguez
aprovecha y Felipe la saca en la línea, tapando el grito de gol de todos los bolsos
que estábamos ahí copando Jardines como siempre.
Yo lo dije al aire, lo único que no podíamos hacer era faulear cerca del área porque
en la cancha estaba Grosmüller y no vamos a descubrir nada nuevo diciendo que
tiene una pegada magnifica.
A los minutos de decir esto, como una profecía, falta, para mi mal pitada, tiro libre
para Danubio…y Grossmüller como niño que agarra su juguete, se adueño de la
pelota y nadie se la pidió. Se perfilo, y si, todo salió mal…Rafa se abrió, salto, y la
pelota paso por debajo sorprendiendo a Conde que custodiaba su palo como debía.
Ahí, un Deja Vu de las 4 fechas anteriores, se vino el desorden, la desesperación y
comenzó el derrumbe anímico que solo fue empujado por unos pocos con garra y
corazón, pero que no serviría para remontar el resultado.
El resto es historia. Solo agregar que Nacional termino el primer tiempo con 3
jugadores con amarilla, todos de la zaga.
Iniciando el segundo tiempo se veía la necesidad de la entrada de Amaral, que
hiciera algo distinto para romper una defensa que a veces, era de 9 rivales.
Al minuto 62’ Castro dejo la cancha y cedió su lugar a Papelito, que hizo lo que
pudo, siendo en algún punto desequilibrante en lo que era Nacional al momento.
Mas amarillas para el bolso al min 65’ era el turno de Amaral, y ya a mi parecer se
le desordenaba el repertorio al Arbitro Cunha.
Al minuto, amarilla para Neves por protestar, y seguía el desborde.
En El 74’ el ingreso de Kevin Ramírez por Sant’Anna , que no encontró su mejor
juego, daba una luz de esperanza que se apagaba lentamente con los tibios

desbordes de Kevin, que no a logrado desde su vuelta, ser aquel que supo
enloquecer a la defensa tricolor vistiendo al casaca bohemia.
De ahí en adelante, un empuje de Nacional, que no lograba pasar la pared negra y
blanca, solo arranco un “uhhhhhh” de la tribuna cuando Neves saco un zapatazo
fuera del área grande que paso muy cerca del travesaño rival.
Y como todo indicaba, tirados arriba, desesperados, adentro y afuera de la cancha,
un contra golpe, mal parados, una defensa que como podía corría a los rivales, llega
un penal bien sancionado por el juez, dando por tierra la poquita esperanza que
quedaba al bolso.
Lluvia de amarillas, Rafa, Santi y Coco los amonestados. El verdugo? El mismo que
en el primer tiempo…
Gol…y…nos fuimos creyendo que el proceso iba a continuar…pero, hoy nos
despertábamos con la noticia en el celular de que Domínguez era cesado.
Nuevamente, volvemos a las viejas practicas, el decir A y hacer B, el ir a favor de la
corriente, del grito del hincha que cree que cambiando una pieza, el puzle se arma
solo.
Error? SI, los procesos son largos, y para comenzar andar tranquilo, hay que
primero pasar por el camino empedrado. Se debió respetar por sobre todo, la
PALABRA, esa que HOY, casi no tiene valor, que se mancilla ante cualquier grito de
ANDAAATEEEE perro….pero, si ese mismo perro, te hace un gol, nos abrazamos
gritamos y aplaudimos…ese mismo perro que el martes nos dio la alegría y nos
puso segundos por diferencia de goles en la Copa Libertadores, en un grupo fuerte.
Hoy veremos como inicia…otro proceso? Y si hay paciencia para bancar algo que
no va a ser nada fácil de cambiar.

Leave a Comment