Colores que dividen a una sociedad enferma

En las últimas semanas se han vivido episodios lamentables en el fútbol de nuestro País. Un hombre baleado en el baño de la Tribuna Amsterdam del Estadio Centenario y el triste fallecimiento de un joven hincha de Peñarol. Pero no fueron los únicos hechos de violencia relacionados con el fútbol que hemos visto a lo largo del 2016, a continuación repasamos varios de ellos:

En marzo hubo enfrentamiento entre hinchas de Nacional y Peñarol, el saldo fue un muerto y un herido.

En mayo enfrentamiento entre hinchas de Nacional y la policía en los festejos del cumpleaños del Club tricolor.

En junio Peñarol obtuvo el Campeonato y los hinchas rompieron y saquearon varios comercios en la Avda. 18 de julio.

En julio hubo incidentes en las elecciones del Club Atlético Cerro.

En setiembre hinchas de Racing golpearon en barra a un hincha de Fenix.

Mismo mes, hinchas de Peñarol son víctimas de robos con cuchillos y armas de fuego en la Tribuna Amsterdam.

También en setiembre, destrozos masivos en la Rambla y Pocitos en los festejos del cumpleaños de Peñarol. Mismo momento pero en Santa Lucía hinchas de Nacional disparan contra dos hinchas de Peñarol, uno de ellos falleció hace pocos días y el otro joven se encuentra en estado crítico.

En octubre un hincha de Nacional fue baleado por hinchas de Peñarol que intentaban robarle una bandera.

Todos estos episodios fueron solamente este año, y lamentablemente estas cosas pasan año a año, autoridades del Ministerio del Interior, AUF, y otras personas, consternadas prometen que se va a terminar con la violencia en el deporte, declaran que “esto no puede seguir así”, y año a año esperamos que aparezca la solución.

Pero para hablar de la violencia en el deporte tenemos también que ir más allá, tenemos que mirar el cuadro entero, tenemos que ir a la sociedad. Actualmente vivimos en una sociedad enferma, donde se han perdido los valores, el respeto hacia el otro, vivimos en una sociedad donde no existe la tolerancia, ni en el fútbol ni en la política, en nada, se ha perdido la educación, y lo más importante y perturbador, se perdió el respeto por la vida. Entonces, el tema de la violencia en el deporte va más allá de una cancha de fútbol, de los colores de una camiseta, el fútbol refleja lo que se vive en el Uruguay cotidianamente, entonces, cuando se habla de erradicar la violencia en el deporte, quienes tienen el poder deben mirar más allá, porque para arreglar una cosa, primero deben arreglar la otra.

El fútbol se reanudará este fin de semana, y el día 27 de este mes se jugará el partido clásico. Habiendo visto todo lo que pasó, ¿hay garantías para que el clásico se dispute a puertas abiertas y que no haya que lamentar más víctimas?

Leave a Comment