Uno pudo más que veinte mil

   El día de ayer debió disputarse en el Gran Parque Central el encuentro entre Nacional y River Plate, pero no fue así, porque una sola persona arruinó una noche futbolera.

   Mucha gente ya había ingresado al Estadio, esperando a que llegaran las 20hs para ver un buen partido de fútbol, ambos equipos junto con la terna arbitral ya calentaban en el campo de juego como es habitual antes de los partidos, hasta que llegó una información, un integrante del personal de boleterías del gremio de funcionarios de la A.U.F. había sido agredido por un hincha en el ingreso a la Tribuna Atilio García. Los minutos fueron pasando y aparecía más información sobre el tema. Todos los funcionarios abandonaron sus puestos de trabajo inmediatamente, dejando en espera a miles de personas que aún no habían ingresado al Parque Central y no estaban al tanto de lo que ocurría. Con el correr de los minutos se fueron sumando “actores” a la transmisión televisiva, pero no se tomaba ninguna decisión, incluso se demoró en avisarle a Fernando Falce, el juez del encuentro, que es el que tenía la decisión final sobre si el partido se disputa o no.
Después de unos 40 minutos de discusiones, de gente que iba y venía, de entrevistas, de “posibles” decisiones finales, se llegó a la suspensión del partido.
En medio de todo este circo que se había armado, gente de River Plate estaba preocupada únicamente porque el partido se suspendiera y por la quita de puntos a Nacional, que el partido entre Bolsos y Darseneros no se dispute, mostrando total indiferencia hacia el trabajador agredido.
El agresor fue identificado y detenido, mucho antes de que se suspendiera el partido.
River Plate, como mencioné previamente, pedirá que se le otorguen los 3 puntos y que se de por terminado el encuentro, algo que puede estar amparado en el reglamento, aunque también es complicado y tiene varias lecturas, por ejemplo el Art.5.9 habla de hechos individuales y colectivos (detalles más adelante) que puede favorecer a Nacional. En este caso en particular, el partido se suspendió por una medida GREMIAL, no por falta de garantías para llevar a cabo el encuentro u otro tipo de incidentes, lo que puede hacer que el partido SI se dispute. Además de que se trata de un hecho individual, no colectivo.

   Esto es lo que dice el reglamento.

Artículo 5. Responsabilidad objetiva de los clubes.

5.1 Los clubes son responsables del comportamiento de sus jugadores, oficiales, miembros, parciales, aficionados, así como de cualquier otra persona que ejerza o pudiera ejercer en su nombre cualquier función en ocasión del partido.

5.9 Cuando los hechos fueren manifiestamente graves y no respondieren a actitudes
individuales, sino de origen indiscutiblemente colectivo, podrá aplicarse penas de quita de
puntos al club o clubes responsables, según el siguiente procedimiento:
5.9.1 – Partidos concluidos:
A – El club responsable perderá un punto en el mismo torneo cualquiera fuere la
división.
B – Los clubes responsables perderán, cada uno, un punto en el mismo torneo
cualquiera fuere la divisional.
5.9.2 – Partidos suspendidos:
A – Si la institución responsable fuere ganando o empatando perderá los puntos (3) en
favor de su oponente.
B – Si la institución responsable fuere perdiendo sufrirá, además de la pérdida de los
tres puntos en disputa, la pérdida de un punto en ese mismo torneo, cualquiera fuere la
división.
C – Si fueren responsables ambas instituciones, las mismas perderán los puntos en
disputa y además un punto cada una en ese mismo torneo.
5.9.3 – Partidos suspendidos antes de su comienzo:
A – El club responsable perderá los puntos que iban a estar en juego, en favor de su
oponente.
B – Si los responsables fueren ambas Instituciones, estas perderán los puntos que iban
a estar en disputa en el partido suspendido antes del comienzo.

     Las penas

   Para aplicar las posibles sanciones los miembros de la Comisión Disciplinaria se respaldan en el Artículo 14 que contiene las siguientes penas.

Artículo 14. Sanciones que se pueden imponer a los clubes

14.1 Las siguientes sanciones podrán imponerse a los clubes:

a) advertencia.

b) reprensión, amonestación o apercibimiento.

c) multa.

d) determinación de dar por terminado un partido y su resultado.

e) deducción de puntos.

f) cierre de hasta 2 períodos de transferencias (nacional e internacional).

g) obligación de jugar como locatario a puerta cerrada, con un máximo de 5 partidos.

h) prohibición de jugar un número determinado de partidos en un estadio determinado, no pudiendo ser mayor de cinco.

i) descalificación de competiciones en curso y/o exclusión de futuras competiciones,

j) prohibición de acceder a próximos torneos internacionales de clubes en representación de los cupos otorgados a A.U.F. en la temporada inmediata siguiente en la que se cometió la infracción.

k) prohibición de integrar la delegación oficial de las selecciones nacionales en cualquier tipo de torneo o partidos amistosos.

14.2 Las multas, que salvo previsión expresa podrán combinarse con cualquier otra sanción, nunca serán inferiores a 15 UR ni superiores a 300 UR, con la excepción de cometer la infracción prevista en el artículo 5º en la que el máximo podrá extenderse hasta las 800 UR.

   El reglamento no especifica la forma de actuar según el motivo de la suspensión de los partidos, pero en mi opinión, como esto que sucedió ayer fue un acto individual, no colectivo, que fue por una medida gremial, no por falta de garantías, Nacional será sancionado, puede que económicamente, incluso con algún partido de suspensión a puertas cerradas, pero para mi el partido entre Nacional y River Plate se va a jugar.
El próximo miércoles, debido al feriado de carnaval, se reunirá la Comisión Disciplinaria de la Asociación Uruguaya de Fútbol, donde se hablará sobre el tema. El martes 7 se harán los descargos, y el fallo final se conocerá el martes 14 de marzo.

   Para terminar; mi solidaridad con el trabajador agredido, el repudio total hacia la persona que cometió este acto, perjudicando no solo al Club del cual “supuestamente” es “hincha” sino que además le arruinó la noche a mucha gente, en especial a la gente que gastó dinero en viajar desde el interior para ver al cuadro de sus amores y terminaron comiéndose este “garrón”, y el deseo de que se tomen las medidas necesarias para que esta persona no pueda acercarse nunca más a un escenario deportivo por lo que resta de su vida.

Leave a Comment