Trump repudió el racismo y apuntó contra el KKK, neonazis y supremacistas blancos.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, elevó este lunes el tono de su condena a los grupos de extrema derecha, luego del ataque terrorista en el que una mujer murió y otras 19 personas resultaron heridas tras ser atropelladas por un joven que había participado en una marcha racista.

“A todo el que haya actuado criminalmente en esta violencia racista, será juzgado. La justicia será impartida. Condenamos, como dije el sábado, en los términos más duros posibles esta muestra de racismo, intolerancia y odio. No tiene lugar en los Estados Unidos. No importa el color de la piel, todos vivimos bajo la misma ley”, declaró el mandatario desde la Casa Blanca.

Luego de haber sido criticado por señalar la violencia de “muchos bandos” tras los primeros incidentes que se produjeron en Charlottesville (Virginia) por los enfrentamientos entre los extremistas y los asistentes a una contramarcha, Trump apuntó específicamente contra el Ku Klux Klan, los neonazis y los supremacistas blancos.

“Todos debemos unirnos en la condena del odio, intolerancia y violencia, y redescubrir los lazos de unión y amor. El racismo es el mal. Aquellos que causan violencia en su nombre, incluyendo al KKK, los neonazis, losa supremacistas blancos y otros grupos de odio que son repugnantes”, señaló.

Luego, exaltó la igualdad de los ciudadanos estadounidenses que debe primar ante la ley. “Somos una nación fundada en la verdad de que todos somos creados iguales. Somos iguales ante la ley. Y somos iguales ante la Constitución”, indicó.

 

 

 

Vía: Infobae

Leave a Comment