Sean Spicer renunció a su cargo como portavoz de la Casa Blanca.

Sean Spicer, portavoz de la Casa Blanca, decidió abandonar el cargo debido a la decisión del presidente Donald Trump de nombrar a Anthony Scaramucci, un financiero de Wall Street y viejo conocido de Trump,como director de comunicaciones de la Casa Blanca.

El nuevo director de comunicaciones ya tenía experiencia previa en cargos públicos en la Administración de Trump. Como recompensa a ser una de las personas que recaudó fondos para la campaña electoral del republicano contra Hillary Clinton, había sido nombrado como embajador en la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico, así como jefe de la oficina de Compromiso Público de la Casa Blanca.

Scaramucci reemplazará a Mike Dubke, quien renunció al cargo en mayo. Scaramucci tomará posesión del cargo en un momento delicado para el Gobierno republicano, donde abundan las informaciones que lo relacionan con Rusia y después del fallido intento de derogar el Obamacare e instaurar una nueva reforma sanitaria.

Leave a Comment