#HuracánIrma: Más de 1 millón de propiedades sin electricidad en Florida.

Con vientos de 210 kilómetros por hora, el huracán Irma dejó sin electricidad a más de 1 millón de viviendas y negocios en Florida el domingo al dirigirse hacia la costa en el Golfo de México del estado, amenazando potencialmente con causar inundaciones catastróficas.

Waves crash over a seawall at the mouth of the Miami River from Biscayne Bay, Fla., as Hurricane Irma passes by, Sunday, Sept. 10, 2017, in Miami. (AP Photo/Wilfredo Lee)

Luego de provocar el caos en el Caribe, la tormenta mortal se localizaba a 125 kilómetros al sur-sureste de Naples, en un curso hacia la costa occidental del estado. Una marejada de la tormenta de hasta 4,6 metros era posible, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

“Estoy muy preocupado por la costa oeste”, dijo el gobernador de Florida, Rick Scott, en el programa de televisión “Fox News Sunday”. En esa línea costera se encuentran ciudades como Tampa y St. Petersburg.

Irma, que causó una de las mayores evacuaciones en la historia de Estados Unidos, provocaría daños por miles de millones de dólares al tercer estado más poblado del país, un polo turístico mayor, con una economía que representa el 5 por ciento del producto interno bruto (PIB) estadounidense.

Al menos 1,4 millones de viviendas y negocios de Florida habían perdido el suministro eléctrico mientras la tormenta castigaba la parte sur del estado, de acuerdo a la empresa Florida Power & Light. FPL dijo que tendría que reconstruir por completo parte de su sistema, lo que tomaría semanas.

Irma, que en un momento fue una de las tormentas más poderosas registradas en el Atlántico, ahora ha pasado sobre los Cayos de Florida en su camino hacia la parte continental. El CNH pronosticó que su centro se moverá cerca o por sobre la costa oeste del estado más tarde el domingo. El grado del daño que causó Irma en los cayos no estaba inmediatamente claro.

El huracán, que mató al menos 22 personas mientras cruzaba por las islas del Caribe hacia Florida, ya dejó al menos un muerto en el estado. Trabajadores de emergencias en los Cayos de Florida dijeron que sacaron el cuerpo de un hombre de su camioneta, que había chocado contra un árbol en medio de los fuertes vientos.

Los vientos de la tormenta derribaron una grúa de construcción, árboles y carteles, además de remecer edificios altos en Miami, que estaba a unos 160 kilómetros del núcleo de Irma.

“Vamos a tener vientos de 100 millas por hora (160 kilómetros por hora)”, dijo Bob Korosec, un jubilado de 83 años que planeaba soportar la tormenta con su esposa en su casa en St. Petersburg. “Pusimos adentro de nuestra casa todas las cosas que estaban afuera y podrían ser un misil. Solo espero que no se nos vuele el techo”.

Irma es ahora una tormenta de categoría 4, la segunda más alta en la escala Saffir-Simpson.

TRUMP HABLA CON GOBERNADORES

En tanto, el presidente estadounidense Donald Trump fue informado el domingo por el director de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) sobre el sendero del huracán y los preparativos para responder a sus consecuencias, dijo la Casa Blanca.

Además, Trump habló con los gobernadores de Alabama, Georgia, Carolina del Sur y Tennessee, a medida que el trayecto de la tormenta se alejaba de los Cayos de Florida hacia el oeste y eventualmente los estados del norte.

En Miami, una mujer en el vecindario del Pequeño Haití dio a luz por sus propios medios mientras personal médico le ofrecía indicaciones por teléfono, ya que los trabajadores de emergencias no pudieron llegar a ella, dijo la ciudad de Miami en Twitter. La madre y el recién nacido están ahora en un hospital.

Antes de la tormenta, los funcionarios de Florida ordenaron la evacuación de un total de 6,5 millones de personas, o alrededor de un tercio de la población del estado.

Pero algunos residentes planeaban superar el paso de la tormenta en sus casas. En Clearwater, en la mitad de la costa del estado sobre el Golfo de México, Sarah Griffin dijo que resistiría en un armario en su casa de concreto, que había sido reforzada con tablones.

“Debes tener mucha cerveza, (ron) Captain Morgan, vodka, (y) lo superarás”, dijo Griffin, de 52 años.

El CNH dispuso advertencias de huracán y de tormenta tropical extendiéndose casi por toda Florida hasta Georgia y Carolina del Sur, donde viven 20 millones de personas.

Irma llega pocos días después de que el huracán Harvey descargara cantidades récord de lluvia en Texas, causando inundaciones sin precedentes, dejando al menos 60 muertos y daños a la propiedad estimados en 180.000 millones de dólares. La temporada de huracanes del Atlántico aún tiene casi tres meses por delante, hasta noviembre.

 

 

Vía: Reuters

Leave a Comment