De ‘Panza’ a una Copa.

Rampla volvió a hacerse fuerte en su casa y logró derrotar a Boston River por 1 tanto contra 0 con un golazo del ‘Panza’ Ignacio Panzariello.

Foto: Florencia Franco – RamplaJrs.com

En un partido donde faltó el buen fútbol, donde se luchó bastante, el picapiedra logra un resultado que lo posiciona muy bien de cara al final del Uruguayo.

El partido no fue el esperado, dos equipos que suelen mostrar buen fútbol lucharon mucho durante los 90′, por momentos fue un partido “feo”, trabado. Rampla fue impreciso, por momentos lograba hacer circular bien el balón pero sin trascendencia, y en muchos pasajes del encuentro equivocó los caminos y estuvo falto de precisión en los pases, en especial de 3/4 de cancha en adelante, se intentó jugar mucho -sobre todo en los primeros 45′- por la banda derecha, con la velocidad de Ignacio Panzariello, que se mandó un partidazo. Boston River, que se paró con una falsa línea de 3, porque defendía con 5 y salía de contragolpe con balones largos, en profundidad, para Maximiliano Sigales y Diego Gurri.

Por momentos el partido fue interesante, de ida y vuelta, pero sin peligro, los equipos prácticamente no inquietaban a los arqueros rivales. En la primera mitad Leo Bahía tuvo las chances más claras para el picapiedra, con un remate al borde del área que pasa rozando el palo derecho, y luego un tiro que se va por encima del travesaño tras un rebote que dio Adrián Berbia luego de que rematara muy buen Alex Silva.

Boston River tuvo un par de llegadas, gracias a balones largos filtrados entre los defensas, Maxi Sigales y Diego Gurri tuvieron las más peligrosas para el visitante en la primera mitad.

El 0 a 0 le quedaba bien a la primera mitad, ninguno de los equipos había hecho suficiente como para abrir el marcador.

Para los segundos 45′ Boston River salió mejor que el picapiedra, el primer cuarto del segundo tiempo fue todo para el visitante, que aunque no generaba grandes jugadas de riesgo estaba parado más adelante en el campo y era mejor que Rampla, que estaba parado muy atrás en el terreno. A pesar de ello Rampla tuvo una jugada de gol que llega tras gran cabezazo de Panzariello, avisando lo que pasaría más adelante, cabezazo que pega en el travesaño, pica en la línea y sale, el Olímpico estalló pidiendo gol, pero ni Javier Bentancor ni Carlos Pastorino lo entendieron así.

El ‘Ronco’ hizo cambios ofensivos que ayudaron mucho al equipo, dio ingreso al ‘Mago’ Cristian Olivera, Matías Rigoleto y Adrian Leites por Nicolás Prieto, Leo Bahía y Gabriel De León, respectivamente.

Foto: Florencia Franco – RamplaJrs.com

Cuando se nos hacía difícil llegar, Boston no era gran cosa pero no nos dejaba espacios, llegó una gran jugada de Camilo Cándido, se escapa notablemente por la banda izquierda, tira un centro que Alex Silva intenta bajar de pecho pero la pelota le queda larga y la consigue Ignacio Panzariello, que tira un zapatazo a la carrera que termina metiéndose bien abajo, esquinado, contra el palo derecho del arquero Berbia. A los 31′ del complemento el ‘Panza’ tuvo revancha de aquel cabezazo y Rampla se ponía en ventaja y desataba la locura en todo el Estadio Olímpico.

Luego del gol Boston River se mandó al ataque y Rampla tuvo un par de jugadas en ataque que no pudo concretar, cerca del final Pablo Álvarez recibió muy solo y sacó un derechazo cruzado que se fue desviado contra el palo derecho de Rodrigo Odriozola.

El reloj corría, se iban los minutos y Rampla volvía a quedarse con tres puntos sumamente valiosos, que nos dejaban prácticamente adentro de una Copa Internacional. Y casi a los 49′ Javier Bentancor levanta los brazos y pita el final del encuentro, la locura se apoderó de todos en el Olímpico y el terreno de juego, porque Rampla se pone muy cerca de la clasificación a una Copa, porque vencimos a un rival directo, y porque logramos alcanzar la 4ta ubicación en la Tabla Anual, último lugar designado para la Copa Libertadores.

Una victoria que sirve para dejarnos muy cerca de la tan anhelada clasificación a una Copa Internacional por segunda vez en nuestra historia, una victoria que no fue fácil de conseguir. Hay cosas para mejorar aún, el próximo partido será ante Wanderers en el Parque Alfredo Víctor Viera, partido que se presenta ideal para jugar al fútbol por los jugadores que tenemos y el buen estado del campo de juego del equipo bohemio.

En el futbolístico Rampla no me convenció, la entrega fue la de siempre, la rebeldía que nos regala siempre este plantel, este Cuerpo Técnico, pero Rampla intentar volver a jugar de la mejor forma que le hemos visto en partidos del Intermedio e incluso la primera media hora del partido ante Liverpool, tocando la pelota, jugando con tranquilidad y siempre por bajo, ese es el mejor Rampla.

Este equipo ilusiona, contagia, y cumple, se cumplió con creces el objetivo de lograr escaparle al descenso, el segundo objetivo era la Copa, hoy por hoy estamos a nada de confirmar la Sudamericana como mínimo, y con grandes chances de lograr entrar en la Libertadores, y… ¿quién te dice? Este equipo sigue haciendo historia.

Leave a Comment